A través de ésta entrega, deseamos introducir a nuestros usuarios acerca de información clínica y resultados terapéuticos, en la atención de pacientes con VIH. Confiados en que la respuesta a ciertas interrograntes, sea de su ayuda.

¿Qué es un retrovirus?

Es un virus, como el VIH, que tiene la característica de reproducirse de una manera inversa a como la hacen la mayoría de los microorganismos. Habitualmente tardan muchos años en desarrollar enfermedades, a diferencia de virus comunes como el del sarampión que la desarrolla a los 10 días de ingresar al organismo.

¿Qué pasa cuando ingresa el Virus al organismo?

El virus realiza una diseminación en sangre, para posteriormente acantonarse en unos santuarios o reservorios entre los que se destaca el Sistema Nervioso Central, los Ganglios Linfáticos y el Semen. De una manera silenciosa para la persona infectada (asintomática), va invadiendo y destruyendo las células que coloniza. Tiene preferencia por unas células defensivas llamadas linfocitos CD4, que son como los “directores de orquesta” del Sistema Inmunológico.

¿Qué es el Período ventana?

Es el período que media entre el ingreso del virus al organismo y la detección de anticuerpos por los métodos convencionales de laboratorio. La duración es variable, puede oscilar entre 2 y 8 semanas en la mayoría de las personas. Si un análisis resulta negativo al cabo de 6 meses, existe acuerdo para descartar razonablemente la infección por VIH.

¿Existe riesgo de contagio de un paciente con VIH en el ámbito laboral?

Han sido muchas las especulaciones tanto en el ámbito laboral, el hogar y el entorno social del paciente, sobre éste tema.

El riesgo es inexistente en comparación con la gripe e infecciones virales como la hepatitis, u otras de índole cotidiana. No existe posibilidad de transmisión sino a través de un contacto directo con líquidos biológicos (fundamentalmente sangre), del compañero con una lesión cutánea o con mucosa (conjuntiva, boca).

La prevención lógicamente pasa por la aplicación de normas universales de bioseguridad, en la atención de todo paciente. La piel intacta es una barrera suficiente que impide el pasaje del virus. La prevención dentro del ámbito laboral se basa fundamentalmente en la reducción del número de accidentes y en la aplicación temprana de profilaxis.

No hay que temer contactos tales como: dar la mano, abrazar un enfermo, besar en las mejillas, etc., ya que dichos gestos ayudan psicológicamente.

¿Qué debe ocurrir en el entorno familiar y social del paciente? Logramos conciliar una investigación llevada a cabo por Henri Balaguera, investigador desde hace 12 años sobre el tratamiento integral del VIH/SIDA, en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

En ella se despejan una serie de incógnitas, referentes al tratamiento psicológico y mental, como forma de ayudar a la recuperación del paciente con el virus o la enfermedad desarrollada. El apoyo de la familia son vitales para que una persona complete el tratamiento y sobrelleve mejor la enfermedad.

Cuando hablamos de VIH/SIDA, hablamos de una enfermedad muy estigmatizada aún. Casi todos los pacientes ven en su diagnóstico de VIH una sentencia de muerte.

Lo primero que se recomiendaes hacerles ver a estos pacientes hasta cierto punto, que son afortunados de tener esta enfermedad ahora y no hace 15 ó 20 años, cuando sí era una enfermedad letal. “Los pacientes no pueden echarse a morir por un diagnóstico culpa de los estigmas sociales.

El apoyo de la familia es un medicamento contra el VIH, está comprobado que dos de cada tres personas se deprimen en el momento de su diagnóstico, y que el apoyo de la gente a su alrededor, especialmente de la familia, los ayuda a aceptar la noticia y a luchar contra la enfermedad. Si no tienen ese apoyo, es muy posible que sigan deprimidas y que sean más renuentes a seguir el tratamiento y luchar por una vida completamente normal.

Normalmente, el diagnóstico genera mucho estrés. Muchos comienzan a llevar una doble vida, porque prefieren ocultar la enfermedad ante otras personas y viven otra vida aparte en la que se encierran cuando deben ir al médico o someterse a tratamientos. El apoyo de la familia, la pareja y los amigos, ahí está una de las mejores medicinas”.

Según el informe de ONUSIDA, para la región América Latina y el Caribe, en el 2015 se detectaron 2 millones [1,7 millones–2,3 millones] de personas vivían con el VIH en América Latina.

En 2015, se dieron aproximadamente 100 000 [86 000–120 000] nuevas infecciones
por el VIH en la región.

La cifra de nuevas infecciones por el VIH no sufrió ningún cambio entre 2010 y 2015.En América Latina, 50 000 [41 000–59 000] personas fallecieron por causas relacionadas con el sida en 2015.

Entre 2010 y 2015, el número de muertes relacionadas con el sida en la región disminuyó en un 18%.

La cobertura del tratamiento en América Latina en 2015 fue de un 55% [47%–64%] con
respecto a todas las personas que viven con el VIH en dicha región. En América Latina, se dieron 2100 [1600–2900] casos de nuevas infecciones por el VIH en niños en el año 2015.

¿En Venezuela existe discriminación?

Aunque parezca sorpresivo por lo anteriormente comentado, en Venezuela, al igual que en resto de los países de nuestra región, se copian muy de cerca los patrones globales, tanto en el entorno familiar, social como en el ámbito laboral.

Discriminamos a los (las) seropositivo en la sociedad y además en las empresas públicas y privadas, violando las leyes. Alberto Nieves, director de la ONG Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi), dio a conocer de múltiples casos de discriminación laboral en el país, con frecuencia que sorprende.

“Esta población se siente desprotegida por el Estado, pues las empresas siguen transgrediendo las normativas legales, venezolanas e internacionales, que prohíben someter a las personas a las pruebas de VIH sin su consentimiento y menos aún, con fines discriminatorios. La mayoría de las empresas como saben que están prohibidas, las realizan a escondidas del trabajador para descartar casos y muchas veces, cuando encuentran seropositivos en la nómina de trabajadores, los despiden sin explicación”

“La problemática se agudiza porque los laboratorios, incluso, se prestan para transgredir las leyes y falsifican los resultados, es decir, que cuando el trabajador va a buscar el examen se encuentra con que el análisis de sida dice: no reactivo. Lo hacen para cubrirse las espaldas y evitar posibles demandas en un futuro”.

“Al ocultar la información al paciente están cometiendo triple falta, continúa Nieves,porque le están quitando la posibilidad a esta persona de comenzar a tiempo su tratamiento antirretroviral, la están discriminando laboralmente y la están sometiendo a exámenes sin su aprobación”.

La primera causa para callar, cuando se sufre de discriminación laboral, es el temor que sienten estas personas a revelar su condición de salud y que sus familiares se enteren. En el país se registran 65 mil 462 personas infectadas por VIH/Sida, según se informó en la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada a finales de 2007.

El error en las campañas de información

Muchas fueron prestigiosas publicaciones científicas norteamericanas, que en 1.996, publicaron alrededor de 64 artículos acerca de lo denominaron “el cáncer gay”, entre ellas:Lancet, Proceedings of the National Academy of Science, JAMA, New England Journal of Medicine, Bio/Technology, American Journal of Epidemiology, Vox Sanguinis, Transfusion, Arthritis and Rheumatism, Am. J. Epidem., Nephron, etcrevistas norteamericanas, Un error que luego por falta de una correcta información, diseminó el virus en la población heterosexual y que aún hoy en día, ha engendrado una matriz de opinión, muy difícil de contrarrestar.

Si bien es cierto que la población homosexual ha sido muy perjudicada con éste flagelo,no es menos cierto que éste error se cometió debido a cinco factores fundamentales: prejuicio, homofobia, racismo, corrupción social y crisis del establecimiento científico.

Otro aspecto a considerar fue, el exceso de teoría infecciosa o prejuicio microbiológico en la mente de investigadores, profesionales de la salud, periodistas y en el público en general, ayudó también a que se cometiera este error, y se haya mantenido ésta matriz de opinión en la mayor franja de la población y la más necesitada.

La homofobia generalizada en la sociedad, basada en el hecho de que los primeros casos del SIDA se presentaran en hombres de la comunidad “gay” americana, dio como origen a una información poco estudiada.. Otro aspecto a considerar, en las primeras campañas de información, fue el racismo, debido por igual al hecho del incremento del SIDA en la comunidad negra americana y en las comunidades pobres del África.

Afortunadamente, en nuestro país, muchas ONGs proponen una campaña más agresiva;ya que Venezuela es uno de los países líderes en Latinoamérica en acceso a los medicamentos antirretrovirales.

Invitamos a todos a reflexionar acerca de ésta enfermedad, hoy por crónica en muchos hermanos de la sociedad mundial. Recordar que el entendimiento y la tolerancia, nos permiten evolucionar como seres humanos y un mundo más justo y equilibrado, sólo debemos comprender nuestro rol como individuos, familiares, amigos, empresarios o patronos y asumir nuestro compromiso.

Está prohibido hacer descarte de VIH como requisito para trabajar. El Ministerio de Salud, del 26 de agosto de 1994, prohíbe someter a las personas a la práctica de la prueba del VIH sin su consentimiento libre, expreso y manifiesto; y el Dictamen del consultor jurídico del Inpsasel, del 8 de agosto de 2007, en el que se recopila la normativa aplicable al VIH, las relaciones de trabajo y la discriminación.

Con respecto a la norma superior del ordenamiento jurídico venezolano, la Constitución Nacional garantiza el derecho a la igualdad y la no discriminación (artículos 19 y 21) dado que todas las personas son iguales ante la ley, y en consecuencia, no se permiten discriminaciones que tiendan a anular o menoscabar sus derechos y libertades, siendo obligación del Estado garantizar el goce y ejercicio de los derechos humanos.

En cuanto a la exigencia de hacer las pruebas de despistaje del VIH, la Constitución (artículo 46, numeral 3), establece la prohibición de someter a las personas, sin su libre consentimiento, a exámenes médicos.

Las leyes nacionales del trabajo (Ley Orgánica del Trabajo y su Reglamento, y la Lopcymat) también protegen a las personas con VIH. Además, a nivel internacional, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Interamericana sobre DDHH impone a los Estados la obligación de respetar los derechos y libertades de las personas.

Aspectos relevantes de la ley Ley para la protección de personas con VIH o Sida y sus familiares, en Venezuela

1. El objeto de la ley es la promoción y protección del derecho a la igualdad de todas las personas con VIH o SIDA, así como de sus familiares, a los fines de asegurar que disfruten y ejerzan todos sus derechos, garantías, deberes y responsabilidades, sin discriminaciónalguna, especialmente las derivadas de su condición de salud. (Art. 1).

2…//…promover y adoptar medidas a su favor para que la igualdad sea real y efectiva; prevenir y erradicar cualquier forma de discriminación fundadas en su condición de salud; prohibir y sancionar actos de discriminación individuales, colectivos o difusos; y restituir el goce y ejercicio de los derechos cuando hayan sido vulnerados o afectados (art. 2).

…//….

4. Prohíbe explícitamente todo acto o conducta de discriminación cometido por cualquier persona, natural o jurídica, pública o privada, contra las personas con VIH y sus familiares (art. 7).

5. Garantiza el derecho a la confidencialidad y vida privada (art. 9).

6. Establece la responsabilidad individual, civil, administrativa, disciplinaria y penal para todas las personas públicas o privadas, naturales o jurídicas que infrinjan la ley (art. 12 y 36).

7. Prohíbe expresamente la exigencia de diagnósticos de VIH para el acceso o permanencia en ámbitos de educación, cultura, deporte y recreación (art. 16, 17 y 18), negar la atención primaria y, en el caso de las aseguradoras, negarse a celebrar contratos, excluir de HCM o negarse a dar indemnizaciones (arts. 19,20, 21 y 22).

..//…

9.- Contempla multas en el marco de las sanciones administrativas (art. 37), que pueden ser convertidas, a petición del juez o el infractor, en servicio comunitario.

..//…

Dejar respuesta