1.- Mayor posibilidad de padecer cáncer: Según el Instituto Nacional del Cáncer, en los tintes para cabello se manejan más de 5 mil productos químicos que son carcinogénicos, engrandeciendo en un 15% la probabilidad de padecerlo.
2.- Quemaduras químicas: La pintura para cabello manipula carbón para alcanzar un efecto de pigmentación y tu cuero cabelludo la absorbe con rapidez, lo cual puede llegar a ocasionar quemaduras y la caída de tu pelo.
Los químicos forjan que el brillo de tu cabello vaya disipando fuerza y entre más emplees la pintura es más dificultoso reavivar su luminosidad.
3.- Quiebre de puntas: En las puntas es donde se almacena la mayor cantidad de tinte es por eso que abordan a abrirse, impidiendo que puedas tener un cabello manejable.
4.- Pérdida de cabello: La doctora Gloria Garnacho, Dermatóloga de la Clínica Dermatológica Internacional, asevera que los tintes contienen alta concentración de monoetanolamina y peróxido de hidrógeno que atenúan la caída del cabello.

Dejar respuesta