El hielo a pesar de refrescar y resultar algunas veces placentero al consumirlo, en exceso puede causar La pagofagia, una enfermedad que lleva a querer comer hielo sin fronteras.

Esta enfermedad o manía puede originarse por distintas causas, como el síndrome de pica, alteraciones neurológicas, deficiencias mentales o solo por provocar placer al que lo ejecuta.

El padecimiento está asociado a la falta de hierro en el cuerpo, o en muchos de los casos a la anemia; la persona que realice esta afición con constancia debe dirigirse a un médico para despejar dudas de que pueda padecer de alguna enfermedad.

no quiere decir que todas las personas que ingieren hielo padecen de esta dolencia, algunos  lo hacen sencillamente porque les gusta y nada más, en cambio otras personas pueden tener la necesidad de consumirlo excesivamente, por lo que deben tomar medidas al respecto y buscar ayuda de los expertos.

Comer hielo en exceso puede ocasionar daños a la dentadura, ya que al masticarlo se debilitan e igualmente tienden a astillarse, deteriorando el esmalte dental y permitiendo que los dientes se vean arriesgados a sufrir de caries y bacterias.

Dejar respuesta