Las aspirinas además de ser utilizadas para aliviar dolores de cabeza, bajar la fiebre y como anticoagutante también es posible darle otro uso, en este caso para mejorar la apariencia de la piel del rostro ya que acompañado a otros ingredientes ayuda a eliminar el acné gracias a su efecto desinflamatorio, manchas o cualquier otra impureza.

Para preparar un exfoliante necesitarás tres pastillas de aspirina y tres cucharadas de agua tibia lo que equivale a 30 ml de agua. Luego de tener estos ingredientes puedes preparar la mascarilla colocando en el agua las tres aspirinas esperas unos minutos para que se ablanden, tritura hasta conseguir una pasta. La aplicación de este producto es muy fácil, sólo debes lavar el rostro antes de usar y con los dedos extiende de manera uniforme realizando masajes circulares cubre todo el rostro, si eres de piel normal o grasa tres veces a la semana repite el tratamiento pero si la piel de seca dos veces, deja actuar unos 10 min la mezcla y retira con suficiente agua.

El limón y la aspira es una combinación que te ayudará a combatir las manchas y el exceso de grasa. Con tres aspirinas trituradas en tres cuchadas de jugo de limón son suficiente para conseguir una pasta que debes aplicar en tu rosto de manera uniforme tres o dos veces a la semana dependiendo del tipo de piel ya que si es grasa debe ser con más frecuencia la aplicación de la mezcla pero si eres de piel seca bastará con una vez por semana, es importante que sólo la uses de noche ya que si te expones al sol aparecerán manchas.

Dejar respuesta