Fumar
El tabaquismo es un vicio que no es buen para la salud en ningún sentido, posee muchas consecuencias perjudiciales para el organismo una de ellas es que hace que la piel pierda su elasticidad y que los senos se caigan y se arruguen fácilmente. Este mal hábito reduce la cantidad de colágeno en la piel y desmejora la circulación sanguínea.
Bajar y subir de peso repetidamente
Los senos están compuestos de glándulas y grasa, razón por la que bajar de peso puede hacer que se caigan fácilmente. Con relación a esto, casi siempre suele haber caída de los senos cuanto hay una dieta en la que se baja y se sube repetidamente de peso.
Mala postura
El ejercicio es una de las claves para tener unos senos firmes, redondos y fuertes. Sin embargo, es muy importante cuidar esa área del cuerpo los movimientos repetitivos hacia atrás y adelante pueden provocar que los senos se caigan fácilmente ya que el colágeno que sostiene los senos se reduce. Por lo tanto es importante asegurarse de apoyar los senos durante las sesiones de ejercicio de alto impacto y, en general, cuidar de la postura todo el día.

Dejar respuesta