¿Conoces el ayuno intermitente? Se trata de un método donde se alternan largos períodos sin comer, con otros donde se centra la ingesta de calorías.

Aunque la primera reacción suele ser de rechazo, lo cierto es que diferentes estudios han corroborado su utilidad para perder peso, así como sus beneficios para nuestro organismo. Si quieres conocer más sobre este método, continúa leyendo…

Beneficios del ayuno intermitente:

ayuno-1

Regula el azúcar y la insulina: Aunque bajan los niveles de azúcar, se estimula la hormona que equilibra la cantidad glucosa en sangre.

Ayuda a quemar grasas: Incrementa la producción de la hormona del crecimiento, de la adrenalina y del glucagón. Estas sustancias son indispensables para que aumente la lipólisis, que es el proceso fisiológico encargado de eliminar la grasa, todo esto sin afectar los músculos.

Regula la tensión arterial: Al comenzar con este método nuestra sangre está mucho más ligera, debido a esto, el corazón necesita menos impulso para trabajar, por lo que la presión disminuye, como consecuencias, el sistema cardiovascular se ve por completo beneficiado.

¿En qué consiste el ayuno intermitente?

ayuno-2

El objetivo de este método es intercalar una serie de horas en las que no comes nada con otras en las que tomas lo que tu cuerpo necesita. Existen distintas modalidades, en función del tiempo de ayuno: los más conocidos son el 16/8, 12/12 y 24/48.

16/8

Con esta alternativa dejarás de comer durante 16 horas, mientras que te alimentarás durante las siguientes 8.

12/12

En este caso podemos comer dos veces al día separadas por doce horas.

24/48

Esta modalidad es la más agresiva, puesto que se trata de un ayuno intermitente en el que solo te alimentas una vez al día para pasar dos sin probar bocado.

NOTA: Recuerda que antes de optar por un método tan agresivo, es bueno que acudas a tu médico para que te informe de sus pros y sus contras dependiendo de tu caso.

Dejar respuesta