Aquí compartimos algunos consejos para hacer más fácil el cuidado y el mantenimiento de nuestro presiado cabello, sea corto o largo.

Imagen relacionada

1) Para evitar o reducir el efecto frizz, al salir de la ducha use como paño un tejido suave –tela de franela– o microfibra en lugar de una toalla, pues con esta aumenta la fricción y también se maltrata más el cabello.

2) Desenrede el cabello húmedo con un peine de dientes anchos y separados. De esta manera se reduce el quiebre. Recuerde que las fibras capilares son más frágiles cuando están mojadas.

3) Evite dormir con el cabello mojado. Además de maltratarse, si tiene rizos, estos perderán la forma. También será más difícil de peinar al día siguiente.

4) Aplicar aceites o mascarillas hidratantes ayuda a mantener las puntas en mejor estado durante más tiempo, pero eventualmente un corte de unos milímetros es lo más recomendado cada dos o tres meses. Conviene cortar un poco más cuando estas se sienten ásperas, abiertas o se observa poco volumen en los extremos.

5) Si desea restar volumen a su cabello, aplique productos que le aporten peso, como aceites hidratantes y champúes nutritivos. Escoja cortes rectos y tonos oscuros en caso de teñirlo. Si por el contrario lo que usted requiere es más volumen, use hidratantes ligeros, solo en las puntas; seque con difusor, aplique espuma, lleve cortes con capas más cortas y opte por usar más de un tono en la coloración.

6) Aunque la mayoría de las líneas de productos recomiendan en sus indicaciones usar primero el champú y luego el acondicionador, muchos estilistas aconsejan a sus clientes invertir el orden: primero acondicionador en largos y puntas, luego mascarilla en caso de ser necesario, y finalmente el champú. De esta forma el cabello queda más brillante y menos pesado.

7) La temperatura del agua juega un papel muy importante en cómo lucirá el cabello al final del lavado. Cuando vaya a enjuagar el champú, hágalo con agua tibia: esto facilita el trabajo y elimina posibles excesos de aceites. Finalice con agua fría para que el cabello se vea brillante.

8) El aceite de coco se ha convertido en el ingrediente natural más recomendado para cuidarlo. Puede usarlo en las puntas para mantenerlas hidratadas al aplicar solo unas gotas con el cabello aún húmedo y dejarlo así o usarlo como una mascarilla: agregue más cantidad y déjelo actuar como mínimo media hora antes de lavar. Quienes sufren de caspa pueden aplicarlo en el cuero cabelludo y masajear unos minutos antes de lavarlo normalmente.

9) Evite usar la plancha, el rizador o el secador a diario, ya que el exceso de calor y cepillo debilitan y resecan el cabello. Cada vez que emplee alguna de estas herramientas, no olvide usar algún producto que contenga protección para el calor. Y jamás use la plancha sobre el cabello húmedo.

10) Mantenga su cabello suelto el mayor tiempo posible o recójalo en una cola floja. Evite el uso continuo de colas o moños muy apretados, los ganchos de metal y, por supuesto, recoger el cabello cuando aún está húmedo, pues es mucho más fácil que se quiebre.

Resultado de imagen para fotos de mujer con cabello espectaculares

Dejar respuesta