Los brownies son el postre favorito de muchos, sin embargo su alto contenido en azúcar no los hace la receta más saludable, sin embargo admite una amplia gama de añadidos en la receta para variar su sabor y mejorar sus beneficios.

Aunque a primera vista parece un postre muy difícil de preparar, lo cierto es que es una receta muy sencilla, échale un vistazo:

INGREDIENTES:

– 1 ½ taza de remolacha asada y cortada en cubos

– 3 cucharadas soperas de leche de almendras

– ½ taza de aceite de coco

– 4 huevos

– 1 banana madura

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

– ½ taza de cacao en polvo

– ½ taza de harina de avena

– ¼ cucharadita de bicarbonato

– ½ cucharadita de canela en polvo

– 1 pizca de sal

– 1 puñado de nueces (opcional)

PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180°C y forra un molde con papel encerado, a continuación coloca la remolacha en una procesadora y tritura hasta obtener un puré, otra alternativa es aplastarla muy bien con un tenedor, cuela la preparación y retírale la mayor cantidad de líquido posible.

Coloca en una licuadora el puré  la leche de coco, la el aceite de coco, los huevos, el plátano y el extracto de vainilla, mezcla hasta obtener una preparación lisa, suave y homogénea.

Retira y añade el resto de los ingredientes, mezcla con una paleta de madera. Engrasa el molde forrado y esparce la masa hasta que quede uniforme. Hornea durante 50 minutos, o hasta que se despegue de los bordes. Sírvelo decorado con fresas, coco rallado o helado de vainilla

brownie-11

TIP: Muchos no son fanáticos de las remolachas, por lo que te recomendamos servirlos sin dar a saber cual es el ingrediente secreto, así podrán disfrutarlos sin ningún tipo de prejuicio.

El uso de vegetales en la preparación de dulces les aporta humedad y consistencia. El resultado es un postre genial, bajo en calorías y mucho más saludable en comparación con otros snacks. ¡Así que anímate y no dejes de probarlos!

Dejar respuesta