Después de varios meses sometido a un ritmo de trabajo desenfrenado con los ensayos y las primeras actuaciones de su exitosa residencia de conciertos en Las Vegas, el cantante Ricky Martin no ha tardado en poner rumbo a la paradisíaca isla que le vio nacer, Puerto Rico, para disfrutar de unos merecidos días de vacaciones con los que relajarse y desconectar temporalmente de tantos compromisos.

El entusiasmo y la ilusión que ha venido derrochando el intérprete durante sus primeras horas en casa son dignas de mostrar, ya que el guapo intérprete no ha podido resistirse a compartir con todos sus seguidores de las redes sociales la felicidad que le invade cada vez que pone pie en su tierra: recurriendo en este caso a éxitos musicales de compatriotas y rivales -pero también amigos-, como Luis Fonsi, para dejar claro hasta qué punto adora su país.

“Así es como lo hacemos en Puerto Rico, siempre ‘Despacito’ en Puerto Rico”, bromeó el guapo boruca junto a un breve vídeo en el que aparece con los brazos en alto y bailando -lo que podemos decir que es el éxito de Fonsi-  desde el aeropuerto de San Juan.

🎶 “this is how we do it down in Puerto Rico”🎶 #Despacito 🇵🇷

Una publicación compartida de Ricky (@ricky_martin) el


Se desconoce por el momento si el artista, que pronto tendrá que regresar a Las Vegas para retomar la serie de espectáculos que ofrecerá hasta el mes de octubre, se ha visto acompañado en este viaje por su futuro marido, el artista de origen sirio Jwan Yosef, aunque hace solo unos días la pareja volvía a hacer gala de su estrecha relación al presentarse de la mano en la gala anual del Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles.

Fue precisamente Jwan quien quiso compartir con todos sus seguidores deInstagram algunas imágenes que, además de dejar la buena relación que mantiene con el hombre de su vida, podemos ver a ambos divirtiéndose de lo lindo junto a otros invitados a la ceremonia, una fiesta que, al menos para Ricky, formó la antesala perfecta para el inicio de unas vacaciones muy especiales.

Dejar respuesta