“Mucho más tranquila y confiada en Dios”, la actriz venezolana Marjorie de Sousa respondió varias preguntas relacionadas con su bebéMatías mientras caminaba a toda marcha para una cita en Televisa, pero declinó comentar sobre el pleito que sostiene en los tribunales con el padre del niño, Julián Gil.

Aclaró que contrario a la información que ha trascendido, esta asfixia “no fue por reflujo”. Según detalló, en un ataque de llanto, el bebé se privó de respirar: Se corta la respiración y se queda como muerto”. Por esa razón fue que solicitó una ambulancia, “pues obvio, yo no sé nada… ¡Nunca he tenido un hijo!”, recordó la madre primeriza.

“Gracias a Dios, la enfermera que tenemos en la casa nos ayudó a volverle la respiración y ya se controló todo y ya está bien”, relató Marjorie de Sousa.

Cuando los reporteros de Univision le abordaron sobre el toma y dame con su expareja Julián Gil, esta respondió: “Cuando pueda, cuando deba, cuando esté tranquila, cuando esté en mi centro totalmente, lo haré. Pido respeto por favor para eso… Sé que ha sido todo como a lo loco, pero lo más importante es que yo consiga ese centro para poder estar tranquila con mi hijo, porque sino, no lo voy a lograr”, añadió. “Creo que lo más importante aquí no es nada de lo que está pasando, aquí ninguno gana”, concluyó.

Round 2: Julián Gil

El actor Julián Gil llegó esta noche a la Ciudad de México “cansado y agobiado” por la situación que se está viviendo por el pleito que mantiene con su expareja, Marjorie de Sousa, por los términos de la manutención y los horarios de visita al hijo de ambos nacido en enero, Matías.

El actor aterrizó poco antes de la medianoche del miércoles y fue recibido en el aeropuerto por un numeroso grupo de reporteros a los que explicó que durante todo el proceso ha tratado de “ser un caballero” con Marjorie, pero que ha tenido que salir a defenderse de “tantas mentiras”.

Julián indicó que su hija Nicole le ha estado pidiendo “a gritos” que se defienda y que el hecho de que Marjorie publicara un mensaje de texto poniendo en duda su credibilidad tocó “ciertas fibras”, lo que le hizo reaccionar.

“Yo creo que he sido bastante paciente, bastante caballero. Yo soy un hombre de paz, si a mí me piden paz, yo voy a dar paz, pero tampoco es que me tengo que arrodillar ante nadie en esta vida. Me tengo que arrodillar, solamente ante mis hijos, ante mi familia y ante Dios”, manifestó.

Está previsto que el viernes 9 de junio Julián Gil y Marjorie de Sousa vuelvan a negociar los términos del acuerdo de la custodia -que el papá no disputa a la mamá- y la manutención, luego de un primer intento en mayo que no fructificó.

Julián dice que él solo quiere que se asigne a Matías una “pensión alimenticia justa” y que se le permita ver al niño “de forma saludable”.

Chats publicados por Julián Gil que revelan que se enteró de la emergencia de su hijo por periodistas. Las imágenes las eliminó de su cuenta, posteriormente.

 

Dejar respuesta