La sexta extinción en masa de la Tierra ya está en marcha, y los seres humanos son la fuerza motriz detrás de ella, según un nuevo estudio. “Las tasas de extinción recientes no tienen precedentes en la historia humana y son muy inusuales en la historia de la Tierra”, decía el estudio de la revista Science Advances. “Nuestra sociedad global ha comenzado a destruir especies de otros organismos a un ritmo acelerado, iniciando un episodio de extinción en masa nunca visto en más de 65 millones de años”.

Los investigadores usaron “suposiciones extremadamente conservadoras” para determinar las tasas de extinción que prevalecieron en los últimos cinco eventos de aniquilación. Sin embargo, encontraron que la tasa promedio de especies de vertebrados perdidas en el siglo pasado fue hasta 114 veces mayor de lo normal. Desde el año 1900, alrededor de 477 especies han desaparecido, y esto no hubiera ocurrido si la humanidad no hubiera participado.

extinción en masa

“El número de especies que se extinguieron en el siglo pasado hubieran tardado entre 800 y 1000 años en desaparecer”, informó el estudio. “Estas estimaciones revelan una pérdida excepcionalmente rápida de la biodiversidad durante los últimos siglos, lo que indica que una sexta extinción en masa ya está en marcha. Las anteriores cinco extinciones en masa ocurrieron mucho antes de que la humanidad caminara por la Tierra, y se cree que fueron causadas principalmente por desastres naturales, tales como impactos de meteoritos o erupciones volcánicas. ¿Acabará una sexta extinción en masa con la mayoría de la vida en la Tierra tal como la conocemos? Estas 7 señales muestra que podrían tener razón…

extinción en masa

7. La Tierra burbujea entre supervolcanes

El Parque de Yellowstone en los Estados Unidos es en realidad la caldera de un volcán, una parte delgada de la tierra que se asienta encima de gran acumulación de magma. Y este supervolcán podría explotar en cualquier momento. La última vez que la Tierra fue testigo de una explosión de este calibre fue en en 1812, cuando el Monte Tambora en Indonesia estalló tan bruscamente, que el clima actual se enfrió a lo largo de varios años. Por si fuera poco, otro gran supervolcán llamado Gran Provincia Ígnea (LIP), podría estar activo en algún momento del futuro. Por ejemplo, el ahora inactivo Siberian Traps, estalló hace 250 millones de años. Expulsó azufre, carbono y otros gases de efecto invernadero en el aire, de manera que el clima de la Tierra fluctuó entre un calor extremo y un frío horrible, acabando con el 95% de la vida. Esta extinción en masa fue tan mala que ha sido apodada La Gran Mortandad por los geólogos. Yellowstone no es un LIP, pero si explota, el daño será increíble. Los volcanes son una amenaza siempre presente que han frecuentado la Tierra durante millones de años.

extinción en masa

6. Las especies invasoras están por todos lados

En la Tierra, los seres humanos han invadido agresivamente todos los continentes excepto la Antártida, aumentando nuestra población a más de 7 mil millones de personas y acabando con todo a nuestro paso. Al igual que las ratas y las cucarachas, somos la especie invasora definitiva, empujando a muchas criaturas fuera de sus hábitats nativos. Nuestra población podría crecer mucho más antes de que los seres humanos entren en peligro, pero eso no significa que podamos dañar a otras especies. Hace unos 359 millones de años, el 75% de todas las especies de la Tierra murieron durante la Extinción Masiva del Periodo Devónico. La geóloga Alicia Stigall tiene evidencias de que esta horrible masacre fue resultado de especies invasoras como tiburones que devoraron poco a poco cada ambiente, matando de hambre a todas las criaturas que dependían de las fuentes locales de alimentos, las cuales no podrían trasladarse a nuevas regiones.

extinción en masa

5. El cambio climático

La capa de hielo del Ártico se está encogiendo. Las temperaturas están subiendo. Los científicos de muchas disciplinas y países están unidos en su creencia de que el clima en la Tierra es cada vez más cálido. La buena noticia es que los seres humanos pueden no ser la única causa de esta cambio climático, ya que que a lo largo de su historia ha sufrido cambios dramáticos de temperatura. La mala noticia es que cada vez que eso ocurrió, hubo una extinción masiva. La Gran Mortandad fue causada por el cambio climático. La primera extinción en masa hace 540 millones de años, llamada Extinción Ordovícica, fue provocada por una rápida era de hielo seguida de un rápido periodo invernadero. Otra extinción al final del Triásico, fue puesta en marcha por un supervolcán submarino y grandes incendios forestales que ahogaron al planeta en humo y ceniza. ¿El meteorito que supuestamente aniquiló a los dinosaurios? No, no los mató con fuego. Los mató arrojando tantos escombros a la atmósfera que el clima cambió. La mayoría de los geólogos están de acuerdo en que cuando el clima cambia, las extinciones en masa aparecen.

extinción en masa

4. Acidificación del océano

Los niveles de ácido en los océanos de la Tierra están subiendo, que es lo que está matando a todos esos arrecifes y haciendo la vida difícil para los mariscos. La acidificación del océano es también una de las principales razones por las que La Gran Mortandad fue tan “genial”. También fue una parte importante de la extinción en masa del Triásico hace 200 millones de años, que aniquiló al 80% de las especies del planeta, especialmente en los océanos. Cuando las aguas son demasiado ácidas, los niveles de calcio bajan considerablemente. Eso significa que las criaturas sin caparazón o concha no pueden construir sus depósitos, y mueren incluso antes de que tengan una oportunidad de pelear. Cuando las criaturas sin concha mueren, los depredadores que se alimentan de ellos también mueren. Y cuando más cuerpos muertos tiene el océano, más ácido hay. Si los océanos de la Tierra siguen siendo más y más ácidos, podría conllevar a una extinción masiva.

extinción en masa

3. Las extinciones ocurren a una tasa superior a la media

Las extinciones son normales. De hecho, los estadísticos que estudian este campo han descubierto una típica “tasa de extinción de fondo”, que es el número normal de criaturas que se van extinguiendo en un momento dado. Así que una extinción en masa es como un gran pico estadístico que resalta mucho más que la tasa de fondo. Y, por desgracia, hay muchas pruebas de que la tasa de extinción que hemos experimentado en los últimos 500 años están por encima de la tasa típica. No, esta tasa no está cerca de los niveles de extinción masiva, pero está subiendo. Lo cual es exactamente lo que espera en el principio de una extinción en masa.

extinción en masa

2. Toda la megafauna está muerta

Una forma en que los científicos calculan las tasas de extinción es mirando la diversidad de los fósiles. Basados en esta evidencia, pueden calcular cuántas criaturas y plantas estaban vivas en un momento determinado, y cuán rápido (o lento) desaparecieron del registro fósil. En los últimos registros fósiles, de los últimos 50.000 años, podemos fácilmente un fuerte declive en la diversidad de especies. La Tierra fue hogar de muchas especies de la llamada megafauna, de mastodontes y wallabies gigantes, perezosos gigantes… etc que hoy en día se han ido. Cuando ves que una categoría entera de criaturas desaparece rápido (en tiempo geológico), sugiere algo más que unos patrones típicos de extinción.

extinción en masa

1. Los anfibios se están muriendo

Hoy, estamos asistiendo a otro grupo gigante de especies que se extingue tan rápidamente que podemos medirlo en tiempo humano, en vez de tiempo geológico. Los anfibios, especialmente las ranas, están muriendo a un ritmo tan rápido que algunos han llamado al siglo XXI un tiempo de “crisis en la biodiversidad”. La mayoría han sido aniquiladas por un hongo mortal que mata a comunidades enteras de ranas en semanas. Es probable que el hongo haya alcanzado proporciones pandémicas, porque las ranas están siendo forzadas a salir de sus hábitats y entrar en contacto con nuevas especies que tal vez nunca habrían visto de otra manera. Al igual que las pandemias humanas se propagan más rápidamente debido a los viajes, las pandemias de anfibios se propagan cuando las ranas se mueven a un nuevo área e infectan comunidades previamente no expuestas. Cuando más perdemos nuestra diversidad animal, más cerca estamos de un mundo dominado por especies invasoras. Y ese escenario realmente no terminó bien en la extinción masiva del Devónico. Probablemente tampoco termine bien para nosotros.

extinción en masa

Dejar respuesta