Incluso después de vivir en la misma casa durante años, siempre cabe la posibilidad de tropezarse con algo nuevo. Este nuevo hallazgo podría ser cualquier cosa escondida en un azulejo, o algún panel suelto sobre un compartimento oculto. Incluso podría descubrir un pasaje escondido que nunca supo que existía. Sea lo que sea, siempre es algo nuevo, emocionante y potencialmente innovador. Pero, ¿qué pasaría si encontrara habitaciones enteras ocultas a simple vista? Algunos de los edificios más famosos del mundo escondía algunos de los secretos más importantes, pero ahora han sido descubiertos.

lugares secretos

Aeropuerto JFK de Nueva York

Cualquier persona que haya tenido el privilegio de viajar al Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York se habrá fijado que posee un techo inclinado bastante moderno y ventanas realmente grandes, el centro de vuelo de aerolíneas transnacionales. Fue abierta en el año 1962 y tenía un salón y un bar, sin embargo, cuando la compañía TWA cerró en el año 2001, la terminal fue igualmente clausurada. Se estuvo hablando mucho tiempo sobre su reapertura como museo de aviación, un centro de conferencias o quizás un hotel. Siguió siendo un misterio hasta 2015, cuando partes de ella fueron tomadas por otra aerolínea.

Aeropuerto JFK de Nueva York

Torre Eiffel

Cuando Gustav Eiffel debutó su torre en 1889, consiguió una cálida recepción y aclamación crítica, es decir, todo el mundo la odiaba. Un montón de críticos destacados consideraron al edificio una gran monstruosidad. Por supuesto, a Eiffel no le importó porque estaba demasiado ocupado admirando las vistas de su apartamento secreto en lo alto de la torre. Ni siquiera estuvo abierto al público hasta 90 años después, cuando Eiffel murió. No envidiamos al que tuvo que limpiar todos los periódicos acumulados y avisos de alquiler…

Torre Eiffel

Estación Grand Central

Sí, resulta que la ciudad de Nueva York tiene más manchas ocultas que un adolescente. Uno de los secretos más oscuros se encuentra justo debajo de Gran Central Station, un lugar por el que discurren unas 750.000 personas a diario. Es una plataforma secreta completa de trenes. Cuando se construyó el histórico hotel Waldorf-Astoria, fue en ese lugar para conectar directamente con la estación. Luego se construyó una plataforma secreta de trenes que conectara directamente con el hotel, algo que quedó en el olvido.

Estación Grand Central

Cataratas del Niágara

Mientras que las cataratas del Niágara es una de las localizaciones más famosas por sus increíbles vistas, también tiene un oscuro secreto. Justo a un lado de la garganta se encuentra una cueva de piedra caliza llamada comúnmente como “La cueva de los espíritus malignos”, nombre procedente de los Indios Séneca por una razón. Edward T. Williams relató la leyenda de la cueva en un esfuerzo por preservar la historia para las generaciones futuras… y como una advertencia para todos aquellos que se atrevieran a buscarla.

Cataratas del Niágara

Empire State Building

Tiene un piso tan secreto que incluso el New York Times afirma que sólo hay 102 plantas. Al igual que en la mayoría de las publicaciones, se omite el piso 103, que parece existir solo para entretener a los increíblemente famosos o ridículamente ricos. Justo encima de la planta superior oficial hay un observatorio al aire libre que ofrece unas enormes vistas de 360 grados de Nueva York. Solo es accesible a través de una escalera oculta en el piso 102, y por haber ganado al menos un premio, al parecer.

Empire State Building

Harvington Hall

A finales del siglo XVI, cuando el hogar se convirtió en parte de una red de casas dedicadas a ocultar a los sacerdotes católicos, el constructor jesuita Nicholas Owen fue enviado a la edificación para instalar una determinada cantidad de lugares secretos donde pudieran ser ocultados en caso de que acudieran los hombres de la Reina. Owen construyó pequeños cubículos escondidos tras falsas paredes del ático a los cuales se podía acceder a través de una chimenea falsa. Y más elaboradamente, una habitación secreta escondida detrás de otro compartimento oculto bajo una escalera falsa.

Harvington Hall

Time Square

El edificio de la esquina noroeste de Broadway y 46th Street es una de esas joyas ocultas que incluso la mayoría de los neoyorquinos no conocían hasta hace poco. Había sido cubierto por la suciedad, vallas publicitarias y señales de anuncios. Pero todo eso ha cambiado. La fachada se ha limpiado, las vallas se han quitado y el edificio, que una vez la zapatería I. Miller, brilla una vez más. No cabe duda de que Time Square en su totalidad es una caja de sorpresas…

Time Square

Disney World

Hoy, Walt Disney World opera cuatro parques de diversiones: Epcot, Animal Kingdom, Magic Kingdom y Hollywood Studios. Sin embargo, hay un quinto parque del que ya no les gusta hablar: Discovery Island. Terminaron cerrando el lugar en 1999 debido a la apertura de Animal Kingdom, por lo que todos los animales fueron trasladados al nuevo parque, y la isla acabó siendo olvidada… Un hombre esquivó la seguridad del parque una vez y nadó hacia ella, observando una gran cantidad de jaulas de animales, fotos viejas de empleados y serpientes disecadas.

Disney World

Monte Rushmore

El escultor Gutzon Borglum quiso inscribir descripciones de momentos importantes en la historia de Estados Unidos en enormes cartas a través de esta monstruosidad de Louisiana. Borglum pensó en una especie de “Hall of Records” donde un depósito de documentos importantes del país pudiera ser almacenado para futuras generaciones (Declaración de Independencia..etc). Con su muerte, el proyecto se paró, así que en 1998, el gobierno instaló una bóveda de titanio sellada y una piedra de granito de 1200 libras en el interior de la cámara para contener copias de sus documentos más importantes.

Monte Rushmore

Dejar respuesta